Reforma Playa América

En este proyecto el cliente me pide ganar espacio y reformar la cocina y un aseo. Por lo que decidimos tirar el tabique que une el salón al antiguo pasillo de distribución. La cocina se unirá a este nuevo espacio gracias a la demolición del tabique que la convertía en una cocina independiente. Consiguiendo así tener más luz y unas maravillosas vistas al mar. Utilizaré una falsa viga de poliuretano que imita madera envejecida para pasar el cableado al resto de la vivienda. Además colgaré de ésta unas lámparas con bombillas led de filamento, que además de dividir el espacio le dan un aire retro al conjunto.

Al ser este un edificio de los años 50 hemos decidido conservar la antigua campana de obra. Además se han alicatado las paredes con azulejos que imitan el estilio de aquella época y que no desentonan con el resto del conjunto. Para el suelo se ha utilizado un pavimento porcelánico que imita la madera con un realismo sorprendente pero con las ventajas de éste material para un piso de playa.

En el aseo también utilizaremos los mismos materiales y aprovecharemos una lámpara en forma de sol que resalta su esencia vintage.

Así quedó con la reforma

Así era antes