Duplex Castrelos

Los propietarios de este dúplex recien comprado necesitan ponerlo a su gusto. Lo primero es dejarlo en buen estado, para ello es necesario barnizarlo y pintarlo.

Se escoge un barníz de poliuretano al agua para el parquet, que da un aspecto satinado más actual. Las paredes se emplastecen para quitarles el antiguo acabado “gotelé” después se pintan en gris perla, color que ayuda a unificar todo el conjunto.

El tiempo corre en nuestra contra ya que los propietarios han comprado el piso con la intención de trasladarse lo antes posible.

Hay que realizar los planos muy deprisa para poder hacer el pedido de los muebles cuanto antes.

Aquí teneís el resultado final