Encimera en microcemento

Puede parecer normal pensar que un material como este tan solo puede quedar bien en ambientes industriales. Nada más lejos de la realidad. Queda realmente bien el microcemento en cocinas rústicas o clásicas. Es muy versátil desde un punto de vista decorativo.

Las características que hacen que el microcemento pueda utilizarse en la reforma de una cocina son:

Acabado fino. Impermeable. Muy sencillo de limpiar. Simplemente jabón neutro y agua.
Resistente a impactos y altas temperaturas.
Se puede aplicar sobre la encimera preexistente. Por ejemplo, sobre piedra, azulejos o incluso sobre una estructura hecha con materiales resistentes y económicos como el cemento que luego será recubierto.
Se puede adaptar sin problemas a cualquier forma que tenga la encimera.
Disponible en múltiples colores y acabados.
En caso de pequeñas roturas, se pueden reparar.

Aquellos que finalmente se decidan a tener una encimera de microcemento deben contratar a profesionales cualificados. Hay mucho intrusismo en el sector, y la diferencia se nota. Además, hay que prestar especial atención al sellador aplicado y a su renovación. Un mal sellador puede permitir que se filtren líquidos y aparezcan manchas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *